Consumado es (Parte I)

Juan 19.30

Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.

Mateo 27.51-54
51Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; 52y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; 53y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.

Hemos sido testigos de muchas celebraciones dentro y fuera de las congregaciones evangélicas, grupos carismáticos y entre aquellos que se dicen creyentes de Jesús como el mesías y salvador del mundo. Esta celebraciones están cargadas de arte, diversión, hasta son tiempos de vacaciones “obligadas” en las escuelas para festejar este glorioso acontecimiento de semana santa.

Sin embargo, y aunque millones de personas dedican un tiempo especial para festejar la resurrección del Salvador del mundo, pocos entienden la trascendencia de este hecho lleno de eventos sobrenaturales que tienen un símbolo profético para los que desean creer y recibir el poder de la resurrección.

Jesús fue llevado a un monte llamado “La Calavera” para ser sacrificado por nuestros pecados y rebeliones. Así como los sacerdotes sacrificaban en el AT a un cordero por los pecados del pueblo, los sacerdotes de aquel tiempo llevaron a Jesús a ser sacrificado, no por el pecado de una persona, sino por toda la humanidad.

El final de aquel terrible martirio fue la exclamación de Jesús colgado en el madero: ¡CONSUMADO ES! Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu (Juan 19.30). Esta declaración tiene implícito el hecho de haber concluido una tarea, por lo general, exitosamente. Esta declaración no solo fue para los oyentes de aquel momento, sino para el Padre mismo que lo había enviado a una tarea específica: Retomar el reino que Adán y Eva habían perdido en el huerto del Edén.

Además, esta declaración fue para Satanás y sus seguidores, para las huestes de Dios que estaban pendientes de los sucesos de aquel memorable día. ¡Consumado es! He concluido la tarea exitosamente, he cumplido con mi destino profético en la tierra. El mensaje estaba dado para cada actor de esta historia:

Dios el Padre. 
Padre he terminado el trabajo que me asignaste, he re-conquistado el reino que perdieron Adán y Eva. He levantado un grupo de legisladores que van a retomar el gobierno en la tierra manifestando el poder del evangelio del reino.

A los seres humanos. 
Hijos amados, les demostrado como vivir poderosamente en esta tierra con principios y valores eternos. Ustedes han visto el poder de este evangelio, he ganado la batalla por ustedes. En el momento que confían en esta victoria, sus pecados les son perdonados y han ingresado al reino de mi Padre. Ahora pueden manifestar el poder que les he dejado.

Satanás y sus seguidores. 
He ganado la batalla, yo soy el Cordero inmolado, me han sacrificado por los pecados de todos los seres humanos. Ustedes están vencidos, el propósito por el cual fui enviado se ha cumplido, he recuperado el reino que le robaron a Adán y Eva. Ahora, todo aquel que en mí cree, tiene autoridad y poder sobre todos ustedes. Ahora ellos pueden ejercer autoridad sobre todos ustedes por el poder que yo les he dejado.

A las huestes de Dios. 
Consumado es, he vencido, ahora estoy sentado en lugares celestiales gobernando sobre toda la tierra. Desde este momento ustedes ayudarán a los que en mí crean para cumplir su destino profético en la tierra. Cuando ellos necesiten ayuda, así como me ayudaron a mi cuando estaba en el cuerpo mortal, le ayudarán a ellos o lograr vivir poderosamente en esta tierra.

Espíritu Santo. 
Consumado es, yo me voy al Padre, pero de acuerdo al plan original, vendrás y harás habitación con ellos. Serás su maestro, compañero, ayudador, y estarás con ellos para hacer señales milagrosas, confortarlos, animarlos, santificarlos, y cuando estén listos, llevarlos a la presencia de mi Padre.

¡Consumado es! El propósito estaba cumplido, ahora era un nuevo tiempo, una nueva época, una nueva dispensación se estaba abriendo, la era del gobierno de los hijos de Dios sobre la tierra. 
Una estaca en la parte alta de “La Calavera”

¡Que escenario mas glorioso! Dios escogió el lugar perfecto para simbolizar la destrucción de la muerte. Un monte con la forma de una calavera sería el lugar donde se cumpliría la palabra profética del profeta Oseas: De la mano del Seol los redimiré, los libraré de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh Seol; la compasión será escondida de mi vista (Oseas 13.1). ¡Oh muerte yo seré tu muerte!

Desde el momento que Adán entrega la administración del reino a Satanás en el Huerto del Edén, se establece un gobierno “de muerte” donde todos los seres humanos fueron destituidos de la gloria de Dios. Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3.23).

El escritor a los Hebreos relata esta gran victoria sobre la muerte de esta manera: 14Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, 15y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre (Hebreos 2.14-15). En este versículo vemos algunas cosas dignas de ser señaladas: 1. El diablo tenía el imperio de la muerte; 2. La humanidad estaba bajo el temor a la muerte; 3. El temor a la muerte tenía a todos bajo servidumbre (esclavitud).

¡Ese monte en forma de calavera fue el escenario para destruir la muerte! Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz (Filipenses 2.8). La muerte de cruz (estaca) era una de las muertes más crueles que solo la recibían las personas mas terribles que eran ejecutadas. La palabra griega usada para cruz es staurós, que se traduce estaca o poste (como clavada erecta).

Aunque la tradición nos muestra que Jesús fue clavado en una cruz, la tradición hebrea dice que fue una estaca, un palo recto que se clavaba en tierra donde la persona era colgada.
¡Sólo imaginemos esa estaca clavada en el centro del monte traspasando la muerte! ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? 
¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? (1Corintios 15.55). El clavar aquel madero en el centro de la calavera solo era el principio, Jesús tenía que resucitar para demostrar que el aguijón (veneno) de la muerte no tenía poder sobre él.

Todos conocemos la historia, Jesús estuvo tres días en la tumba y luego resucitó victorioso demostrando que la muerte no tenía poder alguno sobre “su eternidad”. Jesús lo profetizó antes que esto sucediera: Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar (Juan 10.17).

¡Consumado es!
Después de estas palabras, sucedieron varias señales sobrenaturales que son símbolos proféticos para todos los que creen en Jesús como su Señor y Salvador.

1. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.
2. La tierra tembló.
3. Las rocas se partieron.
4. Se abrieron los sepulcros.
5. Muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron.
6. Saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.

Cada una de estas manifestaciones es un símbolo profético aplicable para nosotros en un tiempo específico. El mundo necesita de estas señales, vidas serán transformadas y llevadas a otro nivel cuando el poder de esta declaración sea manifestada una vez más.

No solo es celebrar una vez al año esta gloriosa manifestación de amor de parte del Creador para atraer a sus hijos caídos, es disfrutar de la victoria que Cristo nos trajo y nos deja claro en estas manifestaciones al momento de entregar su espíritu al Padre. Cada una de estas manifestaciones sobrenaturales nos deja una oportunidad de operar nuestra fe para tener respuesta a las necesidades diarias y disfrutar de una vida digna como herederos del reino de nuestro Padre.

Con amor... JGFC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Timber by EMSIEN-3 LTD